tercera-edad

Los mayores y las personas dependientes requieren de un cuidado y de una atención de excelente calidad en los que prime el respeto y el trato humano. Dicha atención es uno de los retos a los que hacemos frente, debido a la alta proporción de personas mayores en la actualidad.

Queremos incidir en la promoción de actividades y proyectos de investigación que transmitan y conciencien a la población de la importancia que supone envejecer con salud y de manera activa. Para alcanzar esta plenitud, desarrollamos una serie de servicios, como son:

  • Envejecer en casa

    El proyecto tiene como justificación posibilitar la permanencia de las personas mayores en su domicilio y entorno, cubriendo de una manera satisfactoria las necesidades de la vida diaria.

  • Fisioterapia preventiva y de mantenimiento

    El programa pretende mejorar la capacidad personal del mayor, evitando el deterioro progresivo, mediante actividades de fisioterapia grupal preventiva o de mantenimiento.

  • Servicio de Ayuda a Domicilio

    Este programa está dirigido a familias o personas que tengan dificultades para valerse por sí mismas, con objeto de restablecer su bienestar físico, psíquico y/o social mediante un programa individualizado de carácter preventivo, psicosocial, asistencial y rehabilitador.

  • Actividades socioculturales y de animación

    El objeto principal de este programa es dinamizar las actividades existentes en los Centros para la Tercera Edad, así como la incorporación de otras actividades nuevas de carácter lúdico y cultural.

  • Participación y promoción de la Tercera Edad

    El objeto de este proyecto es el promover la animación socio-cultural en los Centros de Mayores, basándose en actividades lúdicas y culturales, tratando de que sean los mismos socios quienes las desarrollen, lo que a su vez, favorece un envejecimiento activo.

  • Envejecimiento saludable

    Realizamos diversos talleres de charlas y ejercicios físicos en centros de mayores, que tienen como objetivo conocer en profundidad el proceso de envejecimiento, su asimilación y prevención en la medida de lo posible de los síntomas tanto físicos como espirituales.